viernes, 16 de diciembre de 2011

CEREBRO Y CONDUCTA


¿Por qué sentimos lo que sentimos, soñamos, recordamos, nos enfadamos o nos enamoramos?

Desde el punto de vista de la biología, nuestra morfología cerebral y su química interna son los responsables directos de nuestra conducta.

El cerebro humano es una creación perfecta que ha evolucionado a través del tiempo formando regiones y zonas específicas, cada una de ellas con una función determinada. Sobre nuestro cerebro primitivo básico, a lo largo de la evolución, surgieron nuevas zonas sin desechar las antiguas, que siguen operando aunque ya de manera controlada por las nuevas estructuras del cerebro moderno y que son las responsables de nuestros instintos y conductas más primarias. 

Nuestro cerebro funciona como una red de neuronas que transmite información a través de puntos de contacto o sinapsis, enviando señales basadas en los estímulos externos que captamos a través de nuestros sentidos. El cerebro procesa estos estímulos y da lugar a la conducta, que en todos los seres humanos comparte varias características:


  • Es motivada: Siempre obedece a una causa, a un motivo.
  • Es singular: Distinta en cada persona a causa de las diferencias individuales.
  • Es constante: Una misma persona se comporta de manera constante aún en distintas          circunstancias.

El cerebro humano está dividido en dos hemisferios, derecho e izquierdo, cada uno de ellos especializados en una conducta específica, y conectados entre ellos de forma permanente por una estructura llamada cuerpo calloso, formada por millones de fibras nerviosas que recorren todo nuestro cerebro.

Nuestro hemisferio derecho es el responsable de la expresión NO VERBAL y de la CONDUCTA EMOCIONAL. Este hemisferio piensa y recuerda en imágenes.
Nuestro hemisferio izquierdo está relacionado con la CONDUCTA VERBAL y el RAZONAMIENTO LÓGICO.


Dado que  es nuestra estructura cerebral junto a nuestra química interna la que rige nuestro comportamiento, en TODO SOBRE MI CEREBRO, exploraremos las zonas o procesos cerebrales implicados en la vergüenza, las adicciones, el amor a primera vista, los fallos de la memoria, los estados de ánimo y demás comportamientos del ser humano para lograr entender por qué nos comportamos de determinada manera o por qué nuestro cuerpo reacciona de una forma u otra ante diferentes estímulos o situaciones.

"El cerebro no es un vaso por llenar, sino una lámpara por encender"  

Síguenos en Twitter @sobremicerebro

Creado por: @CM_Cuellar @CM_Furio

10 comentarios:

  1. ¿El cerebro determina nuestra conducta?

    ResponderEliminar
  2. ¿El cerebro determina nuestra conducta?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es lo que aprendemos de nuestro entorno o ambiente que nos hace con una cierta conducta, es decir, la conducta es prendida no es instintiva.

      Eliminar
  3. Actualicese. Este blog le ayudará
    https://jralonso.es/2016/08/08/el-mito-del-cerebro-izquierdo-y-el-cerebro-derecho/

    ResponderEliminar